Obrigado, Oporto

Con el mes de mayo ya picándonos la puerta – como dice una buena amiga – y con varios festivos a la vuelta de la esquina, me parecía una buena idea hablarte de nuestro viaje a Oporto del año pasado. Esta preciosa ciudad a tan solo 1 hora en avión desde el aeropuerto de Madrid o a unas 6 horas en coche, me parece un plan perfecto para estos días de desconexión que nos esperan.

En nuestro caso estábamos deseando conocer Portugal y más concretamente la ciudad de Oporto – aunque tengo otras muchas en mente que estoy segura que visitaré -, si bien es cierto que no conocemos Lisboa y nos hablado muy bien de ella, – quizás lo lógico habría sido conocer primero su capital – yo tenía claro que Oporto era la elegida para nuestra primera visita.

Nosotros estuvimos allí en el mes de Junio, justo la semana de después de la Festa de São João, entre el 23 y 24 de Junio, y la ciudad todavía lucía si cabe todavía más bonita de lo que es, guirnaldas de colores y farolillos adornaban muchas calles. En nuestro caso estuvimos allí una semana, alojados en un apartamento que reservamos a través de airbnb y la verdad te recomiendo la experiencia, nuestro apartamento era precioso; pero si en tu caso no dispones de tanto tiempo, te voy a detallar mis imperdibles de la ciudad.

Barrio Aliados y Bolhão

Una de las arterias principales de la ciudad es la Avenida Aliados, donde además de encontrar muchas cafeterías y tiendas, podrás acceder fácilmente a varios puntos de interés de la ciudad, como son la estación de tren de São Bento – simplemente espectacular su mosaico de azulejos con representaciones históricas importantes para la ciudad -, la Igreja y Torres Dos Clérigos – desde donde podrás ver una panorámica de la ciudad si eres capaz de subir sus 225 escalones, no aptos para claustrofóbicos. El Mercado do Bolhão – imprescindible su visita, este sitio atrapa, se respira la vida y la esencia de sus gentes – y por último la Livraria Lello –  que sirvió a J.K. Rowling de inspiración para la novela de Harry Potter, en mi modesta opinión hay que verla, pero no pongas demasiadas expectativas en ella, más teniendo en cuenta que te cobran 6 € por entrar -.

 

Todos estos puntos de interés puedes verlos en un día y se encuentran a 360º alrededor de esta tan conocida avenida.

Ribeira

A mi parecer uno de los barrios más históricos de la ciudad, es una amalgama de callejuelas repletas de casas coloridas, a la par que derruidas – estas callejuelas están declaradas Patrimonio Mundial -, en las que perderte cámara en mano, para terminar llegando a la desembocadura del río Duero. Esta zona está repleta de tascas, bares y restaurantes a un lado, bodegas al otro y turistas a ambos, es perfecta para perderse tanto de día como de noche.

Entre los tesoros a encontrar en esta zona está la Catedral Sé – de gran valor histórico, ofrece unas vistas inigualables de gran parte de la ciudad -, podrás encontrar a muchos artistas en sus alrededores, además también podrás visitar el Palácio de la Bolsa, homenaje a los mercaderes del pasado y presente de la ciudad – la visita guiada merece la pena – este edificio es una oda al traspantojo y al pan de oro, visítalo!!

Por último, el Ponte de Dom Luís, obra del protegido Gustave Eiffel, dotó a la ciudad de la posibilidad de conectar el tráfico rodado – no dejes de pasear tanto por su parte inferior, como por la superior, las vistas impresionan si tienes un poco de vértigo, pero merecen la pena -.

Vila Nova de Gaia

Este barrio alberga la mayoría de las bodegas de la ciudad, es la zona perfecta para disfrutar del vino de Oporto en todas sus variedades con maridajes deliciosos como quesos, frutos… – muchas de estas bodegas ofrecen visitas guiadas, como las bodegas Sandeman, sus camareros lucen unos particulares uniformes –, el Jardim do Morro y el teleférico, son otros de los atractivos de esta zona, además de los artesanos que se reúnen a las orillas del río.

Esto es solo un pequeño resumen de lo que puedes ver, porque hay mucho más, todo dependerá de tu tiempo y de como te atrape la ciudad – porque o sólo quieres perderte por sus callejuelas… te enamoras de ella, o quizás no la entiendes, la miras y no la ves -.

Disfrútala y si lo haces no dejes de contármelo.

Feliz día

 

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



error: Content is protected !!