Vine a casa… cansado caí en tus brazos, rodando como una piedra, todo ese polvo del camino, lo traje conmigo. Todo lo que hemos conocido, todo lo que hemos vivido, saldrá volando de un soplido.

Me perdonarás… ahora de alguna manera, me sacudiré todo ese peso que va conmigo, todo ese polvo del camino, y te esperaré, yo esperaré por ti. Me arrodillaré y esperaré por ti.

error: Content is protected !!